La historia

El malvado Kamek, el magikoopa, y baby Bowser vuelven a la isla de los Yoshis para hacer de las suyas y robarles el Sol de los Deseos, una piedra con forma de sol sonriente rodeada de las gemas del infinit…, perdón, de gemas que le dan su energía para cumplir los sueños.

En su afán por impedirlo, las gemas salen despedidas fuera de su isla junto a los Yoshis y el sol de los deseos, el cual se encuentra mustio tras ello. Una vez salen de su asombro y tras decidir quién o quienes, ya que l juego permite multiplayer cooperativo, irán en su búsqueda.

El malvado Kamek quiere robar el sol de los deseos a los Yoshis.
El mundo

Nos encontramos en un artístico mundo al más puro estilo “Art Attack” donde todo parece sacado de un scrapbook. Según avancemos, nos daremos cuenta que todos los elementos del escenario están realizados con cartón, latas y otros elementos cotidianos que le dan una apariencia constante de estar dentro de una manualidad, lo cual se acentúa una vez más mientras e jugamos en el modo reverso, donde descubriremos que los elementos del escenario, por este lado no están decorados y son visibles elementos de sujeción, varillas, cinta adhesiva y códigos de barras entre otros.

Estéticamente los niveles son coloridos y muy detallados e incluyen muchos guiños a juegos anteriores, como el clásico “Yoshi’s Cookie”, y otras sagas, como carteles con marcas que ya aparecieron en Mario Kart, por poner solo algunos ejemplos.

Jugabilidad

El juego en sí presenta poca dificultad, ya que sus propios creadores confirmaron que pretendían realizar un juego para que disfrutase todo el mundo, por lo que han evitado mecánicas complicadas. Hasta cierto punto se agradece, ya que permite disfrutar de la belleza de los escenarios, pero también es cierto que durante el juego nos dará muy habitualmente la sensación de estar de visita más que intentando salvar el sol de los deseos ya que ni siquiera los bosses suponen un gran reto.

Por otro lado, el modo reverso tampoco supone un gran reto. Aunque originalmente, como se vio en las primeras presentaciones, el juego iba a permitir girar el nivel en cualquier momento, permitiendo así descubrir secretos imposibles de revelar de otro modo, tras varios cambios durante el proceso de desarrollo esto se modificó quedando finalmente en algo anecdótico y bastante repetitivo ya que la mecánica tan novedosa en principio, quedó finalmente en una repetición del nivel en sentido contrario para buscar a los Poochitos en un tiempo determinado.

Buscando los Poochitos en el reverso
La falta de dificultad pasa factura

Cómo se ha comentado anteriormente, uno de los puntos flojos del juego es su dificultad, o mejor dicho la falta de esta, lo cual hace que avanzar por el juego sea un paseo y que termine haciéndose tedioso ya que se incluyen una serie de “misiones secundarias”, por llamarlas de algún modo ya que se nota que se han incluido con el único fin de alargar las horas de juego, las cuales consisten en repetir niveles una y otra vez para conseguir atrapar las manualidades que nos solicitan y así conseguir mas flores sonrientes necesarias para poder acceder avanzar.

Aún así, el juego incluye un modo fácil (más aún) donde nuestro Yoshi tendrá un par de alas y podrá esquivar a los enemigos volando sobre ellos por si no nos parecía lo suficientemente poco desafiante.

YCW_modo_facil

En resumidas cuentas

Para concluir diremos que el juego, estéticamente es precioso y muy original por la forma de construcción de los niveles pero que la falta de dificultad de este y el tedio de repetir niveles con el fin de alargar el tiempo de juego pueden hacer desistir a más de uno. No obstante por la falta de dificultad es un buen juego para ir iniciando a los peques de la casa en las mecánicas básicas de los plataformas y que empiecen a adquirir experiencia para futuros juegos, así como también para aquellos que busquen una experiencia de juego tranquila o que quieran simplemente curiosear y explorar un mundo colorido sin preocuparse de los peligros o aquellos fans acérrimos de Yoshi que lo único que busquen es ver a este encantador dinosaurio paseando en un precioso decorado que parece hecho a mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s